Logo
Blog

Blog

Buenos hábitos del proceso creativo: Qué hacer / Qué no hacer

No dejes los procesos creativos para el último minuto.

Haz de la creatividad un estilo de vida.

Esta recopilación de buenos y malos hábitos te ayudará a cambiar tu manera de ver el mundo programando tu cabeza a encontrar nuevas soluciones creativas y grandes ideas para innovar.

 

Haz esto

Meditar:

Estudios revelan que las personas que meditan al menos 20 minutos al día logran mejores niveles de enfoque y concentración.

No hacer esto

Desvelarse:

La gente que no duerme por lo menos 8 horas al día pierde la capacidad de aprendizaje. Dormir es vital para que tu cerebro descanse y pueda generar buenos insights.

 


 

Haz esto

Sé una esponja:

Aprende y conoce nuevas cosas todos los días. Busca otros puntos de vista, lee, escucha música diferente, ve a lugares a los que no has ido, come cosas que nunca comerías. Las experiencias nuevas traen consigo una visión más amplia y, con eso, ideas más empáticas.

No hacer esto

Esperar inspiración divina:

Las mejores ideas no llegan por si solas. Destina un horario y esfuerzo diario a encontrar esas soluciones creativas más complejas. 15 minutos al día podría ser una buena manera de empezar.

 


 

Haz esto

Confía en ti mismo:

Cuando las personas creen que pueden lograr aumentar su capacidad creativa se convierten en seres curiosos y abiertos a diferentes maneras de solucionar problemas. Las personas con un nivel de confianza alto no se rinden hasta que encuentran la respuesta.

No hacer esto

 No lo hagas solo:

Para solucionar problemas complejos se necesitan diferentes puntos de vista. Genera algunas ideas por tu cuenta y luego compartelas con el grupo para lograr insights más atinados.

 


 

Haz esto

Escucha a los mejores:

Piensa. ¿Qué están haciendo las personas que tienen éxito?

¿Qué puedo aprender de ellos?

No hacer esto

Seas borrego:

Que alguien tenga una idea exitosa no significa que tiene que funcionar para ti. La inspiración no es limitación.

 


 

Haz esto

Pon atención:

Escucha con atención. Observa e infórmate. Sé paciente y enfócate también en los detalles

No hacer esto

Enfocarte solo en el resultado:

El proceso creativo es exactamente eso: un proceso. Trabaja para entender el problema, no solo para solucionarlo.

 


 

Haz esto

Acepta otras ideas y da tu opinión:

Las personas realmente innovadoras se escuchan, aceptan ideas de otros y complementan éstas ideas con su opinión.

No hacer esto

Adiós a los viejos patrones:

Los patrones viejos solo traen resultados viejos. Estudios demuestran que las ideas “viejas” refuerzan los patrones pasados dejando a un lado la oportunidad de generar ideas inovadoras.

 


 

Haz esto

Revélate:

Para realmente innovar debes saltarte de las normas y lugares comunes. Cuestiona las reglas, no asumas. Crea nuevas maneras de solucionar problemas.

No hacer esto

Pelear:

Crear nuevas formas de pensar implica cierto riesgo. Para crear nuevas ideas se necesitan lugares y situaciones de confianza. Es importante que todos podamos expresarnos libremente y sin prejucios.

 


 

Haz esto

Muévete:

Libera tu cuerpo y tu mente se liberará también. Camina. De acuerdo a múltiples estudios, durante y después de una caminata de 30 minutos la creatividad y el pensamiento innovador aumenta hasta un 60%

No hacer esto

Ser flojo:

No hay forma de recuperar el tiempo que se pierde “haciendo nada”. Date el tiempo y la energía necesaria para enfocarte en aquellos problemas y preguntas que necesitas resolver.

Leave A Comment